caritas sonrientes

¿Por qué nos preocupamos tanto por los niños?

Los primeros años de vida son fundamentales para el desarrollo físico, social, emocional y cognitivo. El mayor desarrollo del cerebro ocurre durante los tres primeros años de vida y depende del entorno en el que el niño y la niña se desenvuelven. Son durante los tres primeros años de la vida cuando se desarrollan las habilidades para pensar, hablar, aprender, razonar,.. con un gran impacto sobre el comportamiento presente y futuro.

Se presenta la etapa infantil como indispensable en el crecimiento del niño/a, trabajando todos los ámbitos de su desarrollo de una manera lúdica, divertida y motivadora, que tenga en cuenta sus características y respete sus diferencias, contando siempre con la participación e implicación de las familias.

El primer ciclo de Educación Infantil (0-3 años) es muy importante para el desarrollo mental del niño, comprende un período en el que éste se enfrenta a sus primeros contactos comunicativos con el mundo a través de sus sentidos, el niño/a experimenta sus primeras sensaciones y se realizan los primeros aprendizajes: El niño aprende, desarrolla y ejercita destrezas de tipo cognitivas, afectivas, sociales y motrices que aprenderá aplicar en la vida diaria. La educación infantil en 0-3 años se ha convertido en una etapa fundamental y básica en el desarrollo de todos los niños/as para su futuro.

Es necesario señalar la importancia de los centros infantiles ya que no son guarderías, no solo “guardan o cuidan niños”, sino que son escuelas que trabajan con nuestros pequeños, educan y potencian su desarrollo.

Las educadoras programan actividades diseñadas para conseguir un desarrollo integral de los niños/as, planifican unos contenidos, objetivos, integran el desarrollo de las inteligencias múltiples y lo más importante escuchan con los oídos, con la mirada y con el corazón las necesidades que los niños y niñas tienen, buscando soluciones.

Teniendo en cuenta la gran importancia y relevancia de este periodo educativo en la vida de nuestros niños/as, en el centro infantil Caritas Sonrientes trabajamos para ofrecer una educación de calidad, siempre desde la afectividad.